Los beneficios de la meditación

Los beneficios de la meditación


Los beneficios de la meditación


La meditación efectiva es la que nos permite conectar con nuestro yo Superior, calmarnos, armonizarnos, desconectarnos de toda situación estresante o tóxica en la cual podemos estar sumergidos. Existen meditaciones para relajarnos, otras para conectar con planos más sutiles, hay para niños,  para un buen descanso, para trasmutar energías, para potenciar nuestras habilidades, para sanar nuestros dolores más antiguos, para aprender a focalizar nuestra atención, para descubrir que somos naturalmente abundantes

En la presentación de este espacio queremos contarte sobre los beneficios de la meditación y su práctica recurrente. 


Beneficios de la meditación sobre tu sistema nervioso

  1. Aumenta las ondas cerebrales. Lo cual solo sucede en nuestra vida diaria cuando estamos a punto de dormirnos.
  2. Aumenta la actividad del lado izquierdo del Lóbulo Frontal. Paralelamente disminuye la actividad del lado derecho. Esto crea un estado afectivo positivo. Por lo que la ansiedad, el estrés y el enojo disminuyen. También se aumenta los niveles de producción de GABA, un neurotransmisor que amplia nuestra capacidad de concentración e inhibe la distracción de factores externos.
  3. El Lóbulo Parietal disminuye la actividad, lo cual deviene en una pérdida del sentido de unicidad y de la ubicación temporo-espacial.
  4. Incremento de la actividad del Hipotálamo. Se produce una reducción de la frecuencia cardíaca y de la respiratoria. Además baja la tensión arterial. Así mismo, aumenta la producción de la Serotonina, que es el neurotransmisor que en su expresión deficitaria se asocia a la depresión.
  5. Estimulación del Sistema Límbico. Esto favorece a la visualización de imágenes y la receptividad emocional. Aumentan las endorfinas lo que permite que emerja la sensación de euforia y plenitud. En correlato, se reducen los niveles de miedo.

Ángeles y Arcángeles

Un espacio para conectar con los ángeles. Ellos son nuestros guías, nos acompañan y asisten cada vez que les solicitamos que nos ayuden.

Fe

Podemos conectar con Dios, meditando, como lo hizo Jesús, mientras esperaba que lo viniesen a capturar para cumplir con su misión salvadora.