Tipo de personalidad ¿Cómo festeja cada eneatipo?



Eneagrama

Mas allá de esta diversidad de sensaciones y vivencia intentaremos contarte cómo vive esta circunstancia cada eneatipo, pues su esencia lo impulsa a vivir bajo un sello particular.


Tipo de personalidad según eneagrama y los festejos de fin de año de cada eneatipo

Como ya dijimos en un artículo anterior el eneagrama no es en modo alguno una prueba psicológica de la personalidad, es una herramienta que permite identificar tu esencia para mejorar la relación con uno mismo y con los demás, además detectar qué es tuyo y que es lo aprendido. Esto quiere decir que uno puede actuar en una determinada esencia pero ser otra. Si bien uno nunca cambia su propia esencia, a lo largo de la vida va transitando las demás. También eneagrama nos habilita a comprender mejor las propias cualidades y defectos. 

En estos tiempos de festejos navideños vivimos un escenario diferente a la mayoría de los días del año. Es un tiempo de balances y reencuentros. Este 2020 nos trajo la particularidad de una pandemia mundial que movilizó nuestras formas de vincularnos, de trabajar, de estudiar, reordenó nuestras prioridades y nos invitó a indagar en nuestro ser interno, para soltar lo que ya no nos pertenece, y dejar advenir lo que inminentemente está llegando. Fue un tiempo de liberación donde aprendimos a dejar las postergaciones, porque el tiempo pasó a ser algo que dejó de faltarnos.

Este festejo de fin de año, nos encuentra en una situación muy particular, muchos reencontrándose con sus seres queridos después de muchos meses, otros no pudiendo hacer esto por un tema de distancia, otros aislados por un positivo reciente, algunos ya vacunados deseosos que esto llegue pronto a todos y otros; recordando y lamentando la pérdida de alguno de sus afectos a raíz de esta pandemia.

Contenido:


¿Momento del balance? ¿Celebraciones? ¿Limpiar la pizarra, sacar la basura o meterla debajo de la alfombra?

En momentos críticos como el final del año, algunas personas miran hacia atrás, otras lo esperan con ansias y otras, ni siquiera se detienen. Hay quienes se toman "unas vacaciones para vivir, salir y celebrar". Otros prefieren la soledad, la quietud y la meditación. 

No existe una forma correcta o incorrecta de sentir este acontecimiento, pero al pasar tiempo de forma colectiva con familiares y amigos, cada eneatipo tiene su impronta personal. Hoy expondremos las diversas formas en que cada eneatipo maneja esta fecha especial.


Eneatipos y su modo de transitar las fiestas navideñas

Para el eneatipo número 1 , se planea una fiesta. Lo importante es que todo esté perfecto y ordenado. Este eneatipo tiene la cualidad de ser "Organizador", por lo que se lo oirá diciendo:

"¿Puedes encargarte de la ensalada? ¿Puedes traer la bebida para el brindis? ¿Quién organizará los regalos para que cada niño de la familia tenga su obsequio?"

Su habilidad argumentativa y lógica logra convencer con claridad a sus oyentes a la hora de planear un evento. Su solidez para diagramar el paso a paso de un festejo hace que nadie cuestione su fórmula de diversión garantizada. De igual manera, el tipo 1, sólo podrá relajarse y disfrutar de la celebración.  cuando todo esté en su lugar.

Personalmente, su energía visceral concentrada lo conecta con sus propias necesidades. Esto le permite evaluar a fondo el año pasado y la demanda de pedidos, y establecer objetivos claros para el próximo año que desea lograr. Su gran desafío es aprender a superar su sombra, la ira.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Retórica. 


Para el eneatipo número 2, los festejos de fin de año son momentos para pasar juntos. Fiel a su esencia de "Servidor", siente que nunca puede dedicar suficiente energía a la fiesta, así que se esfuerza por dar ayuda. En las fiestas lo escucharás diciendo: "¿Necesitas una mesa? Yo la llevo por ti. No tienes en qué ir, te busco".

No es raro que se agote a fin de año, sobre todo en un año como el que hemos atravesado donde el servicio al prójimo ha sido una constante para poder salir adelante como humanidad. En las fiestas estará atento cuidar a todos, pero pondrá su  mayor atención en los ancianos.

Su naturalidad fascina, enamora y encanta, pues auténticamente se preocupa y ocupa de los demás. Su parte oscura es el orgullo, por lo que a diario tiene que trabajar en él.

Su energía emocional sobre desarrollada lo conecta tanto con el mundo exterior  que se siente desbordado al tener que hacer demasiadas cosas a la vez, pero pese al agotamiento no puede eludir dichas responsabilidades. Esto provoca que el momento del equilibrio anual tan anhelado nunca llegue.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Autenticidad.


Para el eneatipo número 3, el festejo es el momento de lucirse. Aunque sea un año imperfecto, ha llegado al final del año y debería brillar, por lo que los festejos navideños son la ocasión perfecta para manifestar su habilidad de "Organizador".

Disfruta de reuniones, amigos, familiares y puede colaborar u organizar celebraciones. 

En su esencia habita la motivación, sus mensajes emocionales positivos, cambiarán la energía en la mesa. Para él, esta enfermedad infecciosa es difícil de asociar con una pandemia, ya no cree que esto sea un problema grave porque la vacuna se está acercando y confía que la misma erradicará el malestar que estamos atravesando. 

En lo personal, su energía emocional bloqueada coincide con sus necesidades aparentemente exitosas, de modo que sus expectativas puestas en los nuevos proyectos superan con creces las evaluaciones por lo que sucedió. A menos que sea un año especial. Su gran aprendizaje, es superar la limitación de su vanidad.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Motivación.


Las fiestas son un tiempo privado del eneatipo número 4. Cuando disfruta de las reuniones con familiares y amigos, puede sentir que los demás están más felices y se lo pasaron en grande. Él es la persona que nos recordó trascender dimensiones en el encuentro y nos invitó a la celebración. Esto expresa su gran atributo, ser "Creador".

Para estas fiestas pandémicas, prestará especial atención a la medicina preventiva. 

Personalmente, su energía emocional enfocada ha establecido un alto grado de conexión interna entre él y los demás, por lo que su enfoque estará en la evaluación del año que pasó. A veces, su autoanálisis es demasiado severo.

Destacamos que para este 4 por sorprender, deja recuerdos imborrables. Trabaja incansablemente para crear momentos de conexión. Su parte oscura a purificar es la envidia.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Teatro.


Para el eneatipo número 5, las fiesta proporcionan un ejemplo de reflexión. Participó en la celebración, pero siempre mantuvo su espacio interior y personal. De allí su gran cualidad, ser "Observador"

Participa, pero a su vez, estás viviendo en su mundo interior y leyendo la situación. La pandemia también es parte de nuestro análisis y no obstaculiza la socialización, este tipo de planteos son a los que arriba cuando se detiene a mirar lo que sucede a su alrededor.

En cuanto al individuo, su magnífica capacidad cerebral le permite observarse a sí mismo en las fiestas. Analizar y evaluar el pasado y predecir el futuro. Es un gran maestro que puede enseñar a los demás las cosas que más le gusta desde una metodología divertida.

Su sombra a trabajar y sanar en la avaricia.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Aprendizaje acelerado.


Para el eneatipo número 6, las fiestas respetan las tradiciones. Es una persona que guarda costumbres, recetas de abuela, manteles y adornos. Este encanto nos conecta con nuestra historia. Oficia como el gran "Colaborador".

El coronavirus lo  ha afectado fuertemente, porque le gustan las reuniones familiares pero se ha privado de ellas porque tiene mucho miedo a contagiarse. Es el que durante el festejo, pensará que sería conveniente que todos mantengan la distancia y utilicen sus barbijos. Sufre mucho la falta de encuentro con el otro, pero al mismo tiempo teme lo que puede desencadenar el mismo. 

La energía cerebral bloqueada hará que enumeres las cosas que has hecho bien y las cosas que puedes mejorar. Su gran falencia es la cobardía por lo que siempre estará inquieto por aquello que aun no ha logrado por falta de seguridad, de tiempo o simplemente por exceso de excusas.

Cuando trabajo duro en estos aspectos logra transformar el miedo en placer escénico.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Autocontrol.


Para el eneatipo número 7, ¡la fiesta es una fiesta! Es una persona que nos recuerda la celebración de la fecha, si el año no es bueno debemos festejar que se acabó, si el año ha sido bueno debemos brindar por ello. Esto representa su gran cualidad ser "Animador". ¡Siempre hay una razón para ser feliz! Nunca habrá escasez de burbujas y fuegos artificiales. 

En lo que a la pandemia se refiere, es la rabia más despreocupada: “Es verano, ¿Qué va a pasar?”. No puede resistir a reír y disfrutar, donde se encuentra contagia su energía y entusiasmo a todos a su alrededor.

Personalmente, su poder cerebral concentrado le hizo darse cuenta de la importancia del momento de la reflexión, pero mejor ¡Hoy estamos celebrando! Prestar atención a los excesos en las comidas puesto que su gran fragilidad es la gula.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Improvisación.


Las festividades no están claras para el eneatipo número 8. Si es un líder, entonces estará a gusto y hará felices a todos. Sin embargo, si la situación es adversa, la evitará, recluyéndose. En otras palabras, el 8 es muy ambiguo.

El 8 es el gran "Luchador" por ello, se siente poderoso y sin miedo a los virus. Su espíritu de líder, habla con fuerza e inspira con pasión.

Su energía visceral sobre desarrollada le impulsa a la acción evitando así el momento de la reflexión. Otra gran falencia a trabajar es la lujuria.  

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Influencia.


Para los del eneatipo número 9, la festividad es un momento de paz y armonía. Es para recordarnos el fenómeno de que todo fin genera un nuevo comienzo y una renovada oportunidad. 9 es el "Pacificador" y en esta descripción queda claramente expuesto.

Se caracteriza por fluir disfrutando cada escenario con total naturalidad.

Es importante ver la armonía, y entender que el equilibrio también existen entre las personas. Este eneatipo invita a la aceptación y aunque no está demasiado preocupado por la epidemia, se esfuerza por respetar los miedos de los demás y hacer que todos se sientan como en casa. 

Su energía interior está bloqueada y no es propenso al conflicto, lo que lo lleva de regreso a una situación en la que no puede encontrar la paz que desea. Debe batallar con su gran sombra: la pereza.

Sugerimos que para el próximo año profundice y entrene sus habilidades a través de cursos y talleres sobre Técnicas de Relajación.

 

¿Puedes reconocerte a ti mismo? ¿y a tus seres queridos?


Recordemos que la OMS aconseja que las fiestas sean realizadas al aire libre, respetando los protocolos.

Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios

Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios
Seguramente habrá oído de los beneficios de la meditación y quizá algún conocido le ha aconsejado hacerlo, pero ahora surgen las típicas preguntas de alguien que quiere introducirse en el tema. Acompáñenos a descubrir las respuestas a sus dudas, en este artículo responderemos a todas los interrogantes para comenzar a aprender a meditar correctamente.