La enfermedad como programa biológico a descodificar


La biodescodificación nos invita a cambiar nuestra mirada sobre la enfermedad para entenderla como un programa biológico a descodificar


La enfermedad como programa biológico a descodificar


¿Qué es una enfermedad?


La enfermedad según la OMS es:  

Alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible.


Si indagamos en su etimología nos encontramos con que enfermedad es un término de origen latín infirmitas que significa “falto de firmeza”.

Podemos aventurarnos a decir en pocas y simples palabras que la enfermedad es algo malo, que expresa un malestar y que mientras estamos transitando un proceso sintomático nuestra vida está peligro. Por este motivo, nadie quiere estar enfermo. 

La enfermedad ha sido asociada a la muerte, al deterioro, a la invalidez, por lo tanto se ha revestido de emociones negativas como el miedo. Podemos sintetizar que la enfermedad tiene mala prensa.

Salto Cuántico que nos permite pasar del porqué enfermamos al para qué enfermamos


La enfermedad para la biodescodificación, bioneuroemoción, descodificación biológica o medicina germánica, es la expresión de códigos biológicos que, al ser descifrados nos permiten alcanzar la salud. Para poder alcanzar la salud tenemos que adentrarnos en nuestro inconsciente biológico, puesto que, la enfermedad tiene un sentido biológico que hay que descodificar. 

El Dr Hamer precursor de este modelo teórico entendía que nuestras células poseen una inteligencia memorizada que genera que reaccionemos a las situaciones que vivimos respondiendo desde un programa biológico que heredamos y nos trasciende. El fin de esa memoria celular es que logremos la adaptación. Pero cuando la solución adecuada y racional no emerge en su lugar se desarrolla la enfermedad la cual se caracteriza por ser irracional pero eso no quita que siga siendo biológica. 

Habitualmente escuchamos no solo en las sesiones de terapia sino también en la vida cotidiana ¿por qué me tocó esto a mi? Entendiendo a los síntomas y a las enfermedades como cosas ajenas a nosotros que se inmiscuyen en nuestro ser para destruirnos. 

Lejos de ser algo distante a nuestro ser, una enfermedad es la construcción individual que cada uno pudo diseñar para expresar algo que no encontró otro medio de manifestación. En este punto diremos: “La enfermedad viene a darnos un mensaje, sobre nosotros mismos, que tenemos que interpretar ya que se presenta como un mensaje encriptado”. 

Lo primero que tenemos que entender, insistimos, es que la enfermedad está visibilizando un conflicto que puede ser mental o emocional, pero que siempre se trata de un conflicto propio, pues ha elegido anidar en nuestro ser, en nuestro cerebro, en nuestra psique, en nuestros órganos. 

Es importante que dejemos de perder energía preguntándonos el “porqué llegó esa enfermedad a nuestra vida”, y capitalicemos toda esa energía en el “para qué apareció en nuestra vida”. Esto es crucial ya que vamos a necesitar mucho valor, coraje, fuerza y determinación para enfrentarnos con lo que hay detrás de una enfermedad. Por lo que resulta oportuno no malgastar nuestras habilidades en cuestiones irrelevantes que no van quitarnos el padecimiento que estamos atravesando. 

Cada parte de nuestro cuerpo está conectado a una zona del cerebro y al mismo tiempo está en íntima relación con nuestras emociones. De allí que cuando un suceso acontece, impactando fuertemente, se establece un antes y un después en nuestra vida, dicha situaciones dejan una huella en los tres planos cerebral, psíquico y orgánico. A esto se le conoce como Tríada Biológica.

Fases de la enfermedad de acuerdo a la Descodificación Biológica


La medicina Germánica establece claramente dos etapas o fases en el proceso de la enfermedad. Una se caracteriza por ser activa y la otra de reposo.

  • La fase de estrés es también llamada Simpaticotonía. Allí el cuerpo está en un estado de alerta esperando que acontezca una solución satisfactoria. Mientras esta solución no aparezca nuestro organismo se vale de toda la información biológica con la que cuenta y construye un programa de solución provisoria, mientras espera que emerja el adecuado. Este programa biológico se llama enfermedad.
  • La fase de reparación y recuperación se denomina también Vagotonía. El conflicto que desencadenó la fase activa de estrés, pierde fuerza, y tanto la psique, como el cerebro y el cuerpo se sienten mejor. Esto se alcanza cuando se logra tomar conciencia del conflicto que programó el desencadenamiento de la enfermedad, y en su lugar sucede una reprogramación. Si esto no sucede el mismo va a continuar latente.

Origen de los bloqueos según la perspectiva de la Bioneuroemoción


Cuando indagamos acerca del origen que desencadena un bloqueo o conflicto podemos encontrarnos con:

  • Edad cronológica, es la edad que poseemos. Este origen explica que el conflicto programante tuvo lugar en una franja de tiempo que va desde nuestro nacimiento hasta nuestro presente.
  • Proyecto sentido: el vínculo que tenemos con nuestra madre sienta la bases de gran parte de nuestra constitución mental, emocional y física. Ella fue nuestro refugio durante 9 meses. Si el inicio del programa-conflicto estuvo ligado a este tiempo hablaremos: desde antes de la concepción, la propia concepción, el nacimiento hasta los 3 años de vida.
  • Transgeneracional: cuando heredamos material genético de nuestros ancestros no solo recibimos información sobre tono de piel, color de ojos, altura, etc. Heredamos una estructura mucho más compleja que incluye experiencias, conocimientos, conflictos, secretos familiares, etc. que repercuten hasta la tercera o cuarta generación. Allí pueden estar las bases de nuestros conflictos
  • Otras vidas: algo complejo pero que a través de técnicas como la Hipnosis regresiva nos permite volver a otras vidas, reconocer lugares, personas y situaciones que marcaron nuestra alma y han establecido un anclaje que se ha sostenido en el transcurso de cada vida

Identificarse con la enfermedad


De acuerdo a lo desarrollado ¿Cómo puede ser que una persona se identifique con la enfermedad si en su empleo más cotidiano tiene significaciones adversas?, y por otro lado, aquellos que entienden que conllevan un mensaje a descifrar para alcanzar la sanación ¿Cómo puede ser que queden atrapados en la enfermedad sin poder trascenderla?

Respondemos que estar enfermo implica una serie de beneficios que quienes los asumen no quieren resignar. Estamos hablando que una persona que padece de síntomas o de una enfermedad logra a través de ella llenar un vacío interno porque todos a su alrededor se ponen al servicio de su cuidado, establece un orden prioridades salud por encima de cualquier diferencia. De hecho las enfermedades muchas veces son un síntoma-intento de funcionalidad relacional que se sostiene en realidad en la disfuncionalidad vincular.

En otras palabras, estar enfermo permite tener un estatus social que rápidamente se perdería al sanarse. La enfermedad, en ese caso, pasa a darle un sentido a la existencia, un sentido que de otro modo hasta ese momento no ha podido alcanzarse. 

Biodescodificación, una terapia para desprogramar conflictos emociones


La biodescodificación es una terapia alternativa que trabaja a través de las emociones, entendiendo que estas son un atajo, una clave para comprender el desencadenamiento de una enfermedad.

Ser terapeuta biodescodificador implica desandar un camino donde la escucha biológica debe estar por encima de la escucha psicológica, pues el cuerpo habla diremos, el cuerpo grita allí donde hay algo que reparar, algo que desprogramar y reprogramar. En este sentido la bioneuroemoción nos permite estar cara a cara con el problema para poder descodificarlo y luego reprogramarlo.

Para que un conflicto deje hostigarnos hay que liberarlo, pero para poder hacerlo hay que tomar el coraje, ir por él, reconocerlo y una vez frente a él iluminarlo con la luz de la consciencia. Mientras prevalezca en las sombra del inconsciente continuará acechándonos.

La paciencia es crucial porque el proceso se lleva a cabo según los tiempos del paciente, no los del terapeuta. Por ello este brinda un espacio acogedor donde el paciente pueda sentirse seguro y protegido. Solo en ese contexto de seguridad afectiva podrá tomar valor para recibir el permiso que su terapeuta le ofrece, “hable de lo que le está pasando”. En este acto, el sujeto se empodera puesto que comienza a entender que la cura, no está en el profesional sino que depende absolutamente de una decisión personal. Nadie puede sanar si así no lo decide. 



Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios

Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios
Seguramente habrá oído de los beneficios de la meditación y quizá algún conocido le ha aconsejado hacerlo, pero ahora surgen las típicas preguntas de alguien que quiere introducirse en el tema. Acompáñenos a descubrir las respuestas a sus dudas, en este artículo responderemos a todas los interrogantes para comenzar a aprender a meditar correctamente.