▷ Nefertiti la mujer más poderosa del Antiguo Egipto ☥

Quizás sea conocida por su aparición en el arte egipcio, sobre todo aquel famoso busto descubierto en Amarna en 1912 (conocido como el busto de Berlín), junto con el rol en la reforma religiosa que desechaba a los viejos dioses y establecía el culto monoteísta del disco solar Atón que le otorgaba a ella y a su esposo poder infinito sobre todos sus súbditos.

Sin duda Nefertiti  fue una de las mujeres egipcias con más peso en la historia, esposa principal del faraón Amenhotep IV, también conocido más tarde como Akenatón y muy probablemente sucesora de este, sigue luego de más de 3.000 años, fascinando tanto a los arqueólogos como a los aficionados a la tradición del pasado. 


Reina Nefertiti
Busto de Nefertiti

El debate de su origen


Aunque sus orígenes son debatidos por arqueólogos e historiadores se estima que Nefertiti nació en Tebas alrededor del año 1370 a. C. 
Si bien nadie sabe quiénes fueron los padres de Nefertiti, existen varias teorías. 

La opinión usualmente aceptada sostiene que ella era la hija de un importante consejero egipcio llamado Ay, quien se convertiría en faraón inmediatamente luego del fallecimiento del rey Tut.
Otra opinión, menos aceptada, sostiene que pudo haber sido la hermana o prima de Akenaton. 
De hecho, como muchas de las familias reales de la historia, no era raro que los gobernantes egipcios se casaran con sus hermanos o miembros de la familia extendida. 

Sin embargo, otra teoría sostiene que Nefertiti era una princesa Mitanni llamada Tadukhipa. El nombre Nefertiti significa "la mujer hermosa ha llegado", lo que podría sugerir un origen extranjero, esta teoría no puede probarse y plantea tantas preguntas como respuestas.

Su relación con Akenatón y el acenso al poder


Si bien se desconoce la fecha exacta de su boda, se cree que Nefertiti y Amenhotep IV se casaron cuando ella solo tenía 15 años, Amenhotep IV aún no era faraón. Pero ascendió muy pronto y se cree que los dos gobernaron como iguales desde 1353 a 1336 a. C. 

También tendrían seis hijas, Meritaten, Meketaten, Setepenre, Ankhesenpaaten, Ankhesenamun, Neferneferure y Neferneferuaten Tasherit. Ellos también, posiblemente, tuvieron un hijo. 

Las familias reales vivían en varios palacios y complejos en Karnak. Uno de los más impresionantes fue un templo llamado Gempaaten, que estaba dedicado a Nefertiti. 

Los registros sugieren que la pareja organizó un elaborado festival en el templo durante el tercer año de su reinado. Una representación muestra a Nefertiti y Amenhotep IV junto con sus hijas y la corte real viendo a la multitud en este festival desde un lugar especial en su palacio. 

Las obras de arte de la época generalmente muestran a la pareja como inseparable e incluso los muestra besándose en público, algo escandaloso para la época. 

Esto ha llevado a algunos a creer que los dos pueden haber estado genuinamente enamorados, una cualidad que no se describe a menudo entre los antiguos faraones y sus esposas. 

Se cree que Nefertiti le fue fiel a su marido a pesar de que se sabe que él tuvo hijos con otras mujeres, incluido, muy posiblemente, el futuro rey Tutankamón. 

Su carácter y firmeza


Si hay algo que destaca su perfil, es su fuerza de carácter, una mujer totalmente apta para administrar, gobernar, tomar decisiones e incluso aplicar castigos.
Durante su reinado, Nefertiti tuvo muchos títulos, Princesa Hereditaria, Gran Alabanza, Señora de Gracia, Dulce de Amor, Señora de las Dos Tierras y Señora del Alto y Bajo Egipto, solo por nombrar algunas. 

Las inscripciones sobre ella describen a una reina que estaba a cargo y muy involucrada en todos los aspectos de la corte real. 

Ella también tenía el rango de alta sacerdotisa, lo que significaba que los fieles podían acceder al dios Atón a través de ella. Esto también la convirtió en el centro de las prácticas religiosas. 

Es llamativo que la representación de Nefertiti en el arte contemporáneo a su gestión la representaba con la corona de un faraón. 

Esto ha llevado a algunos arqueólogos a teorizar que ella pudo haber tenido los poderes de un faraón y haber sido vista como una verdadera igual a su esposo.

De hecho, es posible que después de la muerte de Akenaton y antes del reinado de Tutankamón, la propia Nefertiti gobernara como única faraona bajo el nombre de Neferneferuatón. 

Entre las innumerables ilustraciones de la famosa reina que aparecen en las paredes de tumbas antiguas se encuentra una que la representa a punto de golpear a un prisionero extranjero con algún tipo de arma, esta imagen sugiere que Nefertiti además de ser el co-faraón y conducto femenino directo hacia Atón, también haya actuado como ejecutora real.
Por supuesto, también es concebible que simplemente disfrutara golpeando a los prisioneros. 

El nuevo culto y la nueva capital


Cuando Amenhotep IV se convirtió en faraón, heredó un reino próspero y poderoso. Pero junto con Nefertiti cambiaría Egipto de manera dramática. El más importante de los cuales fue el cambio de la religión estatal al culto al sol. 

El dios Amón fue reemplazado por un dios Atón. Y se creó una nueva capital llamada Amarna a más de 200 millas al norte de la anterior. 
Los viejos dioses fueron retirados lentamente de la sociedad. Sus templos fueron cerrados. Y sus sacerdotes se vieron obligados a convertirse.
El faraón incluso hizo construir toda la ciudad de Tell el-Amarna para adorar a Atón y exigió que los fieles se mudaran allí.

Amarna la nueva capital Egipcia
Amarna - La nueva capital construida por Nefertiti y Akenatón



Para subrayar la importancia de la nueva religión, la pareja gobernante incluso cambió sus propios nombres. Amenhotep se convirtió en Akenaton. Y Nefertiti se convirtió en Neferneferuaton-Nefertiti que significaba "hermosas son las bellezas de Atón, ha llegado una mujer hermosa". 


Ejercieron la exclusividad como autoridad religiosa en lo referido al culto a Atón para exaltar aún más su poder, obiamente esta no fue una de las medidas más populares. 
Akenaton se volvió intolerante con las religiones antiguas y otras creencias y comenzó una campaña larga y costosa para destruirlas. 
El reino se hundió en deudas y confusión. Las cosas probablemente hubieran empeorado mucho, pero afortunadamente para la gente, Akenaton murió antes de que las cosas se salieran completamente de control. 

El misterio tras su desaparición


Después de 16 años de gobernar Egipto junto a su esposo, Nefertiti desaparece del registro histórico, ella y su esposo causaron una gran cantidad de agitación política durante su reinado, por eso, sus sucesores hicieron todo lo posible por borrar su legado. 
Se destruyeron registros y artefactos. Y el final de la historia de Nefertiti simplemente pudo haber sido destruido junto con ellos. 

Por otro lado, algunos arqueólogos creen que Nefertiti desapareció del registro porque murió. Apoyando esta teoría está el hecho de que se sabe que la hija de la pareja, Meritaten, sirvió en la corte como la Gran Esposa Real durante los últimos años del reinado de Akenaton. 
Esto podría sugerir que Meritaten reemplazó a su madre muerta como consorte de Akenaton.
 
Otros sugieren que se convirtió en corregente y gobernó bajo el nombre de Smenkhare.
Estos estudiosos sostienen que Nefertiti fue compartió el trono en los últimos años de su esposo y luego continuó gobernando después de su muerte hasta que Tutankamón pudo asumir el trono. 
Curiosamente, la hija de Nefertiti, Meritaten, también era consorte de Smenkhare.

Una polémica más reciente


Cuando se excavó la tumba del rey Amenhotep II en 1898, se descubrieron tres misteriosas momias detrás de una pared oculta. Ubicada en el Valle de los Reyes, se encontró que la tumba contenía la momia del tipo así como una joven que los arqueólogos sospechaban que era Nefertiti.
  
Más de un siglo después, en 2010, Zahi Hawass, ministro de Estado de Asuntos de Antigüedades de Egipto, anunció los resultados de una serie de pruebas de ADN que, según dijo, prueban que la momia, conocida como la dama más joven, era en realidad la hermana de Akenaton. Pero eso no fue todo. Las pruebas también mostraron que la joven era la madre del rey Tut. 


El asunto pareció zanjado hasta 2013, cuando el egiptólogo francés Mark Gabolde cuestionó las conclusiones de Hawass. Gabolde afirmó que la momia de la joven era, de hecho, Nefertiti. 
Si es correcto, esto significaría que Tut era el hijo de Nefertiti.

El busto de Nefertiti


Uno de los misterios más intratables de Nefertiti se refiere a un famoso busto que representa a la reina con un espacio en blanco. 

Es una extraña elección artística para la escultura de una persona cuyo nombre se refiere literalmente a su belleza. Y su significado se ha debatido desde que se descubrió el busto. 
Una teoría es que la reina pudo haber poseído un pliegue natural de piel sobre el ojo, algo que no era infrecuente en Egipto en ese momento. 

Alternativamente, el ojo en blanco podría haber sido considerado un insulto, o incluso podría ser nada más que un daño accidental a un busto que alguna vez tuvo ambos ojos. 
La teoría más romántica, sin embargo, se refiere al escultor cuyo nombre era Thutmose, se enamoró de Nefertiti. 
Pero después de que ella lo rechazó, decidió dejar el ojo en blanco como símbolo de su incapacidad para ver la naturaleza de su amor. 

Nefertiti es famosa por su belleza. Todos los bustos y pinturas conocidos de ella representan a una persona con rasgos que habrían sido muy buscados en ese momento. Pero algunos investigadores están empezando a pensar que esta imagen puede no ser tan precisa.
Usando tomografías computarizadas del famoso busto Thutmose de Nefertiti de 3.400 años de antigüedad, los científicos pudieron ver la máscara original de la reina que estaba oculta debajo de todas las capas. 
Las diferencias observadas incluyen un bulto en el borde de la nariz, arrugas en las mejillas y cerca de las comisuras de la boca, y menos profundidad en las comisuras de los párpados. Esto ha llevado a algunos expertos a concluir que el escultor real utilizó sus vastas habilidades para crear una versión idealizada de la reina. 
Igualmente plausible es que el propio Akenatón insistió en que su esposa fuera retratada como más bella físicamente de lo que era en la vida real. Independientemente de lo que haya ocurrido, el rostro que hoy conocemos como Nefertiti probablemente no coincidía con la realidad de su apariencia.

La disputa por el hallazgo


En 1912, arqueólogos alemanes encontraron el busto de Nefertiti y se lo llevaron a Alemania con una licencia del gobierno egipcio. Sin embargo, cómo obtuvieron esa licencia es un misterio. 
En ese momento, el país estaba dominado por el Imperio Otomano, pero estaba bajo el dominio británico. Para complicar aún más el asunto, los franceses dirigían el Departamento de Antigüedades de Egipto. 

En cualquier caso, en 1913 el busto se exhibía en el Museo Noyes de Berlín. Después de que los nazis tomaron el poder, se apoderaron del busto, junto con muchas otras obras de arte de valor incalculable, y los escondieron. 

Cuando se le preguntó sobre el busto de Nefertiti, el propio Hitler dijo: "Nunca cederé la cabeza de la reina". Sin embargo, después de su muerte, las tropas estadounidenses finalmente localizaron el busto en una mina de sal y lo colocaron en un museo en Berlín Occidental. 

En 2009 fue devuelto al Museo Noyes que finalmente había sido reconstruido después de haber sido bombardeado en la Segunda Guerra Mundial. 

El gobierno de Egipto, por su parte, considera que la estatua fue saqueada como propiedad y disputa el reclamo de Alemania de cualquier tipo de propiedad legal.

Y dónde está la reina

Cuando se encontró la tumba del rey Tut, el hallazgo se hizo en un lugar que parece un recinto que es parte de un complejo mayor.
Se han hecho mucho estudios del lugar por que se sospecha puede encontrarse alguna cámara secreta que posiblemente guarde el secreto que muchos están buscando.
Hay quienes dicen entre ellos el egiptólogo británico Nicholas Reeves, que la tumba de Tutankamón (inacabada por cierto) es en realidad la tumba de la reina y que la muerte prematura del niño hizo que lo depositaran allí.

Tumba del rey Tut
Posible ingreso marcado en negro a habitación secreta



Planos tumba rey Tut
En amarillo "x,y" las habitaciones por descubrir


Si bien hay varias teorías sobre el tema, lo cierto es que no se ha descubierto nada hasta hoy. 
El antiguo Egipto es misterioso y apasionante te recomiendo leer estos artículos donde desarrollamos algunas historias mas.

Muriel

Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios

Cómo meditar correctamente y aprovechar sus beneficios
Seguramente habrá oído de los beneficios de la meditación y quizá algún conocido le ha aconsejado hacerlo, pero ahora surgen las típicas preguntas de alguien que quiere introducirse en el tema. Acompáñenos a descubrir las respuestas a sus dudas, en este artículo responderemos a todas los interrogantes para comenzar a aprender a meditar correctamente.

Regalos de Navidad

Regalos de Navidad
¿No sabes que regalo comprar?