Leonardo da Vinci, una revolución en el renacimiento

El 2 de mayo de 2019 se cumplieron 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci, podemos asegurar que el hombre cambió el mundo del arte totalmente y para siempre, su fascinación por la ciencia y en concreto por el cuerpo humano le permitió crear cuadros de gran realismo que parecían tener vida propia.
Cuando se estudia un poco su obra pareciera como si el personaje hubiese vivido 500 años y muerto hace 67, pero la realidad es inversa, porque Leonardo condensó en un corto periodo tiempo los trabajos y ocupaciones más variados.
Leonardo debe su nombre a un pueblo rural cercano a Florencia, Vinci, donde nació en 1452.



leonardo d vince, leon4rdo da vinci
Leonardo da Vinci y sus obras


Su primer experiencia en el arte

El legado


Leonardo Da Vinci, su familia


Su padre era un notario muy respetado llamado Ser Piero Fruosino di Antonio y su madre una campesina del lugar, de unos quince años de edad, llamada Catherina di Meo Lippi. Ella y Ser Piero no se casaron probablemente por la humilde condición de su madre y porque él ya estaba comprometido.
Poco después que nació Leonardo, Ser Piero se caso con Albiera di Giovanni Amadori con quien no tuvo hijos. Algunos manuscritos dejados por su abuelo Antonio afirman que Albiera cuidó amorosamente a Leonardo hasta el día de su muerte en 1464.
Ser Piero se volvió a casar con Francesca di ser Giuliano Manfredini, de quince años, sólo unos meses después que falleciera Albiera.  Con Francesca tampoco tuvo hijos, tras la muerte de esta se casaría por tercera vez en 1475. Margherita di Francesco di Jacopo di Guglielmo le daría 6 hijos y también moriría en 1486.
Finalmente otros seis hijjos llegarían en su cuarto matrimonio, esta vez con Francesca Lanfredini. 

La herencia


Leonardo, por lo tanto, era el primero de trece hijos de Ser Piero todos mucho más jóvenes que él (el último nació cuando Leonardo tenía cuarenta y seis años), con quienes tuvo muy pocas relaciones, pero que le causaron muchos problemas después de la muerte de su padre en la disputa sobre la herencia. 
Ser Piero murió el 9 de julio de 1504, Leonardo debido a ser hijo ilegitimo fue excluido de la herencia, a pesar de esto, su tío haría de él su heredero universal en el año 1507. Los hermanos de Leonardo intentaron modificar este testamento pero finalmente el fallo sería a su favor.
Sobre la muerte de su padre Leonardo escribió:

El 9 de julio de 1504, Ser Piero da Vinci, notario del Palazzo del Podestá murió el miércoles a las 7, mi padre a las 7 ...

 

Su infancia y pubertad


Como mencionamos, era hijo ilegítimo, por ende no podía seguir el oficio de su padre. Si Leonardo hubiera sido hijo de padres casados es posible que sus manos nunca hubiesen tocado un pincel.

Debido a su condición Leonardo no recibió la educación de un niño corriente, sino que pasó las horas estudiando flores árboles y animales. Durante toda su vida diría que la naturaleza fue el mejor maestro: "es más noble imitar las cosas de la naturaleza que son de hecho de imágenes reales, que imitar con palabras, las palabras y acciones de los hombres"

El paisaje elegante y cubierto de brumas que marcaba su hogar en la Toscana lo acompañó toda su vida y aparecen muchas de sus grandes obras, Leonardo adoraba la naturaleza por su belleza simple y sus diseños elegantes soñaba con aprender sus secretos y su mayor sueño era llegar algún día a volar como un pájaro. Pero también temía a la naturaleza por haber visto su poder de destrucción y tenía frecuentes pesadillas.

Su primer experiencia en el arte

A pesar de estas pesadillas Leonardo cumplió un bonito sueño en 1467, aproximadamente a los 15 años, cuando llegó a la mágica ciudad de Florencia para ser aprendiz en el taller de un artista. Es comprensible la ilusión del chico ante este trabajo con Andrea de Vellocchio uno de los artistas más importantes de Florencia. Leonardo se encontró con la élite de la sociedad incluidos los mecenas de Vellocchio, los Medici la poderosa familia que gobernaba Florencia.

El taller de Vellocchio era como una pequeña universidad de las artes y Leonardo se entusiasmaba con las complicadas técnicas que aprendía. No solo pintaba y fundía bronce, también hacía muebles e incluso banderas para las procesiones. Se dice que el joven Leonardo sirvió de modelo a Vellocchio para su David por su belleza juvenil y su encanto.

Soñaba con enfrentarse a grandes retos arquitectónicos, pero también comenzaba a labrarse un nombre como pintor, en 1472 el joven de 20 años quedó inscrito oficialmente en el gremio de pintores de Florencia y pronto conseguiría algunos encargos.

Sus primeros trabajos

Su padre le contrató para la decoración de un escudo y Leonardo decidió que haría un dragón. El escudo se perdió pero se cuenta que da Vinci y disecó lagartijas e insectos y murciélagos y mezcló sus rasgos para crear una bestia horrible que funcionó. Cuando su padre vio el escudo retrocedió asustado Leonardo afirmó con orgullo, "para eso sirven los escudos".

Hacia 1473 Vellocchio encomendó a Leonardo que pintase un ángel en su bautismo de Cristo, con esta pintura su maestría asombró a todo el mundo incluso a Vellocchio. Tomándose con calma su propia habilidad, más tarde diría, "pobre discípulo el que no supera a su maestro".

La competencia

En la Florencia de 1.470 abundaban los pensadores brillantes, astrónomos, geógrafos, filósofos y músicos, en toda la historia de la humanidad no había existido mejor momento para ser pintor, la profesión del joven Leonardo da Vinci le situaba en los círculos más elevados, sin embargo, no era sino uno más entre los grandes pintores Florentinos: Botticelli, Ghirlandaio y Rafael entre otros competían como él por los encargos.

La insaciable curiosidad de Leonardo por todo le hacía casi imposible concentrarse en la pintura, se entusiasmaba en una explosión de ideas y garabateaba en su cuaderno allá donde fuera. Sus notas van desde simples esbozos, a apuntes sobre temas como la luz y las sombras. En sus 20 volúmenes, cada uno de centenares de páginas de estas notas Leonardo nos dejó poquísimas pistas sobre su vida privada, lo que sí contienen es una información privilegiada sobre cómo funcionaba su mente.

Su escritura y dibujos

Uno de los grandes misterios de da Vinci es su escritura casi todos sus apuntes fueron redactados al revés, de derecha e izquierda, de tal modo que es necesario un espejo para leerlos, hay quien piensa que tenía algo que esconder.

Además de tomar notas, Leonardo , seguía a la gente por tabernas burdeles e incluso hasta el patíbulo, y dibujaba sus caras para una serie de caricaturas conocidas como, grotescas. En Leonardo, se ve claramente que el conocimiento viene a través del contraste, para conocer la belleza hay que conocer la fealdad y viceversa. Seguramente sus caricaturas se proponían afrontar la diversidad de un mundo biológico, como ejemplo en una hoja de sus apuntes, compara la cabeza de un caballo con la de un hombre y con la de un león.

"Si el pintor desea ver una cautivadora belleza es dueño de crearla, y si quiere ver cosas monstruosas que le aterrorizan o que sean graciosas o que produzcan lástima, él es el amo y señor"

En sus notas destaca el cuerpo masculino, como su ideal de belleza, al que pasó horas y horas dibujando, los mismos dibujos revelan muy poco conocimiento de la anatomía femenina en sus cuadernos, las anotaciones sobre relaciones con mujeres son muy escasas y esto ha hecho que los expertos discutan acerca de una posible homosexualidad.

"La copulación y los miembros que la posibilitan son tan feos que si no fuera por las caras y los adornos de los actores y por los impulsos que los sostienen el género humano se extinguiría". Cuatrocientos años más tarde Sigmund Freud publicará un famoso análisis de la sexualidad de Leonardo basándose en un recuerdo de la infancia hallado en una de las anotaciones de la artista, afirmó que era improbable que hubiera abrazado con pasión a mujer alguna.

La primer acusación

A principios de 1.476, a los 24 años de edad se enfrentó al peor momento de su vida, fue llevado ante los tribunales de Florencia y acusado públicamente de sodomía.

La acusación anónima había sido hecha por los llamados Agentes de la Noche Florentinos, la policía moral, y aunque parece que los cargos se retiraron por falta de pruebas Leonardo sufrió una humillación pública.

Su pintura de 1.480 de San Jerónimo refleja quizá ese dolor, el Santo delgado angustiado golpeándose el pecho con una piedra en el desierto, además de darle poder emocional a su obra, Leonardo mostró con qué precisión era capaz de pintar la anatomía humana y le dio al retrato una perspectiva visual realista la cual afirmaba sus contemporáneos apenas conocían.

Cada vez menos querido

Un amigo al que criticaba era Sandro Botticelli en el "Nacimiento de Venus" los personajes de Botticelli flotan como si estuvieran ante un decorado y no tienen esa tercera dimensión que Leonardo tanto apreciaba.

Puede que Leonardo aventajará en mucho a sus colegas, pero cada vez era menos querido por los influyentes mecenas de Florencia, Botticelli por ejemplo era uno de los varios pintores que prácticamente lo eclipsaban.

Cuando tenía casi 30 años en 1481, Lorenzo de Médicis recibió la petición del Vaticano de enviar a los mejores pintores de Florencia a Roma para decorar la nueva Capilla Sixtina, Botticelli fue elegido junto con casi todos los demás artistas principales de Florencia, pero a Leonardo lo hicieron a un lado, fue otra humillación demoledora. De todos era conocido el genio de Leonardo pero se le consideraba poco fiable, no mantenía el interés por el lienzo y a menudo, no terminaba los encargos.

En marzo de 1.481 una pequeña iglesia de las afueras de Florencia le encargó pintar un retablo que representase la adoración de los reyes magos, debía estar muy necesitado de trabajo para firmar un contrato tan desfavorable, tenía que pagar el material y si no terminaba la obra en 30 meses perdería la pintura y el sueldo. Contaba la complejidad de la composición, Leonardo debía saber que no la terminaría a tiempo y así fue, pero con esta obra de Leonardo Da Vinci abrió nuevos horizontes e incluso sus rivales entre ellos Ghirlandaio, Botticelli y Rafael se maravillaron ante el cuadro. A un lado del cuadro pinto a un joven que no mira al niño Jesús, se dice que es el propio Leonardo retratandose así a sí mismo como forastero.

El año1481 había sido  pésimo para él, perjudicado aún por el juicio público y afligido por verse ignorado salió de Florencia a buscar una vida nueva y retos que estuvieran más allá de las habilidades de un simple pintor.

En busca de nuevos horizontes

En 1482 con la esperanza de dejar atrás esos tristes años Leonardo llegó a Milán, pensaba que aquí tendría las oportunidades que le fueron negadas en Florencia, pero para triunfar en esta ciudad tenía que presentarse ante el poderoso duque Ludovico Sforza conocido como el moro.

Le escribió una atrevida carta ofreciendo sus servicios pero no como pintor, sino como ingeniero,  consiguió impresionar a Ludovico el moro y en 1489 este noble lo acogió como ingeniero oficial del ducado.

Sus responsabilidades iban desde la planificación de un sistema de cañerías interiores, hasta el diseño de los trajes para los espectáculos de la corte, Leonardo construyó hasta un escenario giratorio.

Lluvia de ideas

Aunque el castillo del duque ya era una fortaleza formidable, Leonardo llenaba página tras página de sus cuadernos con planos para reforzar las murallas, de hecho las constantes amenazas de guerra suponían problemas que desafiaban su imaginación. Entre otras cosas diseñó un puente que podía hundirse antes de que se acercara el enemigo, una primitiva pistola, e incluso un lanzallamas. El agua también fascinaba a Leonardo y comenzó a pensar en artilugios para mejorar la navegación, dibujó un aparato para flotar, esquís acuáticos y una máscara submarina, pero aunque estaba fascinado con el diseño de armas para la guerra, también le preocupaba que pudieran usarse incorrectamente.

"No quiero divulgarlo ni publicarlo porque la naturaleza maligna del hombre podría utilizarlo para matar en el fondo marino".

Leonardo fue un vegetariano convencido y escribió que no deberíamos dejar que nuestro cuerpo se convirtiera en la tumba de otros animales, en una posada para la muerte. Tenía fama de ser tan compasivo, que cuando veía pájaros a la venta en los mercados los pagaba se los colocaba en la mano y los dejaba volar para devolverles la libertad perdida.

Otro trabajo sin terminar

Leonardo continuo frustrando a sus mecenas por su terca obstinación, el 25 de abril de 1483 se le encomendó pintar un retablo que representase el nuevo dogma de la inmaculada concepción. El contrato exigió una imagen muy ornamentadas e incluso especificaban los colores, pero a Leonardo no le agradaba la pompa de la iglesia y en cualquier caso no era de los que seguían fielmente las instrucciones, firmó el contrato y dejó volar su imaginación.

Hasta entonces no se había visto nada igual en la pintura italiana, el cuadro tiene una composición triangular extraña, la virgen y el niño, el niño bendiciéndolos San Juan que está arrodillado y este ángel con aspecto de esfinge tan extraño, ante un mundo de estalactitas y estalagmitas, un mundo húmedo y empapado el punto de la penumbra.


La Virgen de las Rocas
La Virgen de las Rocas

Encargo soñado, pero frustrado

La pintura no era la principal disciplina para Leonardo estaba subyugado por el encargo que había soñado desde que llegó a Milán, una enorme estatua para la dinastía de Sforza que lo recordase, Leonardo disfrutaba tanto del reto tecnológico como del artístico, le fascinaban los caballos y los dibujaba por todas partes, al principio quería hacer uno encabritado, pero finalmente se decidió por uno andante, que desde el punto de vista de la estética es lo que mejor podía conseguir.

Leonardo creía que éste sería el monumento eterno a su maestría científica y artística hizo un modelo de arcilla que deslumbró a los milaneses, pero justo antes de que se fundiera el bronce para la estatua el ejército francés irrumpió en la ciudad y amenazó la propia base de la dinastía Sforza, las tropas de Sforza no podrían equipararse con la superioridad armamentística de los franceses, los italianos desesperados destinaron el bronce de la estatua a la urgente fabricación de artillería, sus sueños se habían desvanecido.

El mandato de 300 años de la dinastía Sforza llegaba a su fin, desanimado y amargado Leonardo pensó en dejar Milán a los 42 años de edad habían terminado los mejores días de su vida, tendría que encontrar otro mecenas, escribió: "Cuando llegue la suerte cógela bien del flequillo, porque puedo decirte; que por detrás es calma".

La Última Cena

En 1495 un año después le encargaron la decoración del comedor de Santa Maria delle Grazie en Milán el tema sería la "Última cena de Cristo y sus discípulos" para la decoración de esta modesta pared Leonardo creó la composición más genial de la historia del arte, trabajo despacio apasionado por la pintura hasta que llegó un momento en que el Prior empezó a importunarlo, Leonardo argumentó su retraso porque no encontraba modelo para Judas y pidió al fraile que si quería posar para el traidor de Jesús. Con esa sugerencia acalló las quejas del Prior que le dejó terminar.

El resultado fue algo más que meramente revolucionario, ningún cuadro sería tan inmortal como este, La última cena de Leonardo de Vinci

En vez de colocar a todos los personajes en fila como se había hecho durante los 100 años anteriores, Leonardo sub-dividió a los 13 personajes en cinco grupos, cuatro grupos de tres apóstoles y Jesús aislado formando un grupo aparte, fue una innovación destacable que lo hacía mucho más comprensible.

La Última Cena - Leonardo de Vinci, pinturas de leonardo da vinci, leonard0 da vinci
La Última Cena - Leonardo de Vinci

Leonardo quería pintar con calma y rehusó la técnica habitual del fresco, así que experimentaba mezclaba óleos y tempera directamente sobre la pared, el experimento no salió bien, poco tiempo después que terminase el cuadro, la pintura empezó a descomponerse.

Todos buscan a Leonardo

Con la llegada del siglo 16 hubo una gran demanda entre las damas italianas de los servicios de da Vinci como retratista, pero a él no le interesaban mucho estos encargos, cuando una de estas damas envió un mensajero a que averiguase porque no terminaba su retrato, el mensajero la informó de que al parecer Leonardo se había aburrido del pincel.

Solamente un cuadro otro encargo religioso captó el interés de Leonardo, en 1501 empezó un esbozo de la virgen sentada en el regazo de su madre Santa Anna dirigiéndose hacia el niño Jesús, con este cuadro Leonardo ganó la admiración incondicional del mundo del arte Florentino que tanto le había ignorado en su juventud, pero de nuevo aunque trabajó en él entre 8 y 9 años dejó el trabajo inacabado, volvía a tener la cabeza en otra parte.

Su fascinación por el vuelo

Lo que cada vez acaparaba va más el interés de Leonardo era el vuelo de los pájaros, se pasaba horas observándolos "El pájaro es un instrumento que funciona de acuerdo con leyes matemáticas y el hombre tiene el poder de reproducir tal instrumento con todos sus movimientos".

Leonardo también dibujo una máquina parecida al helicóptero moderno, pero era una idea no un invento y de haberse construido seguramente no hubiera levantado el vuelo, sin embargo el alcance de la inventiva técnica de Leonardo es asombroso, dibujó todo tipo de artilugios que de algún modo se usan hoy en día, desde el paracaídas hasta la bicicleta, con detalles que anticipan las modernas versiones.

Leonardo con 50 años comenzaba a impacientarse buscaba otro mecenas, en 1502 el poderoso duque César Borgia, lo contrató como ingeniero militar. Borgia era un guerrero despiadado que había salido a la conquista de la Italia central y estaba intrigado por los diseños que hacía Leonardo de todo tipo de máquinas bélicas como ballestas gigantes, un tanque que se movía y una pistola primitiva hay un dibujo de una guadaña o rueda giratoria de cuchillas, estas armas ofensivas tienen un diseño fantasioso y uno llega a dudar que fueron propuestas serias en 1503.

Su vuelta a Florencia

Leonardo volvió a su hogar Florencia, había ganado tan buena fama durante sus años en Milán que Florencia lo recibió con los brazos abiertos, pero aun siendo famoso había un artista más joven que él y con más protagonismo, Miguel Ángel.

Un día le pidieron a Leonardo que explicará cierto pasaje de Dante, vio a su rival al otro lado de la plaza y dijo aquí llega Miguel Ángel él lo explicará, pero Miguel Ángel se giró y respondió cuéntalo tú que hiciste el modelo para un caballo que no llegaste a fundir en bronce y que para tu vergüenza abandonaste y los tontos de Milán confiaron en ti.

En octubre de 1.503 cuando Nicolás Maquiavelo era un oficial joven y poderoso del gobierno florentino contrataron a Leonardo para decorar las salas consistoriales, aquel sería el mayor encargo de Leonardo. El mural conmemoraría la victoria de Florencia en la batalla de Anghiari, la pared de enfrente tenía que pintarla a su principal rival Miguel Ángel. Leonardo trabajó en el proyecto tres largos años y luego, como tantas otras veces, lo dejó sin acabar. No se sabe por qué abandonó el trabajo, quizá el comentario de Miguel Ángel sobre el caballo dio en el blanco, quizás se sentía demasiado viejo para tal rival.

En 1506 y puede que por reconocer que Florencia se rendía a Miguel Ángel, Leonardo partió por segunda vez pero antes recibió el encargo de un rico mercader florentino, Francesco del Giocondo, que deseaba un retrato de su joven esposa, Mona Lisa. Leonardo da Vinci recibió el encargo en 1505, esta solicitud aparentemente menor produciría el cuadro más celebrado de la historia del arte, La Gioconda, sin embargo la historia de esta petición es muy dudosa, quizá por lo misterioso de la pintura se han hecho largas especulaciones sobre si en realidad llegó a existir tal encargo.

La Mona Lisa - Leonardo da Vinci, cuadros de leonardo da vinci, i es leonardo da vinci
 Leonardo da Vinci Mona Lisa 

En 1506 Leonardo conoció a Francesco Melchi un joven atractivo a quien acogió enseguida, Francesco pronto se convertiría en su discípulo y en su mejor confidente.

En 1513 Leonardo llevó a Melchi y a Salain su otro favorito a Roma quizá con la esperanza de obtener algún encargo en la decoración de la nueva basílica de San Pedro pero Leonardo no obtuvo la bienvenida que merecía y esperaba.

Su interés por la anatomía y la nueva acusación

Hacía tiempo que estaba más interesado en la ciencia que en la pintura, le fascinaba el funcionamiento del cuerpo humano y llevaba cadáveres a su taller para diseccionarlos. Nunca fue religioso y no tenía escrúpulos a la hora de clavar el bisturí en la carne muerta, así que detallaba sistemáticamente cada parte del cuerpo.

En un hospital encontró un hombre de 100 años y se sentó a esperar pacientemente a que muriera, para poder diseccionarlo y ver que había causado una muerte tan pacífica, el informe que hizo es la primera descripción de la arteriosclerosis o endurecimiento de las paredes de las arterias.

El el interés de Leonardo era puramente científico, pero a algunos les parecía macabro y por otra parte era difícil conseguir los cadáveres. Cuando la iglesia supo de sus direcciones pensaron que había llegado demasiado lejos y por segunda vez en su vida Leonardo sufrió una vergonzosa acusación pública esta vez la acusación fue de necrofilia o adoración de los muertos. En 1514 el vaticano terminó con sus estudios.

Leonardo se volvió taciturno y comenzó una serie de retratos gráficos literarios sobre su visión del fin del mundo, creía que el armagedon llegaría acompañado de tormentas e inundaciones, quizá eran las pesadillas que le habían perseguido desde niño.

"Entre sollozos y llantos se encontraban los hombres, las mujeres y los niños tomados por el terror de la furia de los vientos cuyas ráfagas tempestuosas llenaban las aguas por todas partes con cadáveres que habían llegado a la muerte ahogándose".

Su final en Francia

Con más de 60 años Leonardo se encontraba cansado en su vejez había soportado el periodo más frustrante de su vida, cuando en 1516 el Rey de Francia lo invitó a unirse a la corte en el El valle del Loira aprovechó la oportunidad seguramente sabía que no volvería a ver Italia, el rey estaba encantado de tener cerca a un cerebro tan brillante.

Tras su llegada a francia sobre 1518, se dice que Leonardo sufrió un derrame cerebral, paso los días siguientes concentrado en complicados rompecabezas geométricos. En abril de 1519 pocos días después de cumplir los 67, llamó un notario para hacer su testamento, repartió sus bienes entre sus ayudantes dejándole la mayoría al que le merecía mayor confianza Melchy y aunque nunca había sido muy religioso de repente pidió que se instruyera en el catolicismo, tras derramar un mar de lágrimas confesó sus pecados.

La leyenda cuenta que el Rey Francisco I fue algo más que un admirador suyo y que Leonardo murió en sus brazos, esta historia se ha discutido mucho pero sí está claro que Leonardo murió en el cálido refugio de los franceses. "Como un día bien empleado procura un dulce sueño, así una vida bien utilizada conduce a una dulce muerte".

El legado

Casi 500 años después de la muerte de Leonardo uno de los 20 cuadernos que sobrevivieron se vendió por 30 millones de euros en una subasta, un precio sorprendentemente alto, dos veces y media superior al de cualquier otro manuscrito de hoy en día. ¿Qué es lo que nos fascina de Leonardo? desde su escritura al revés, hasta sus disecciones a la luz de las velas, pasando por sus cuadros cautivadores parece ser una especie de mago negro del renacimiento, sin embargo cuanto más sabemos de él vemos que no fue más que un hombre con talento que vivió una época extraordinaria.

Los avances de Leonardo en la representación de la perspectiva y la emoción en la pintura fueron revolucionarios, pero hasta cierto punto, no hacía más que adornar lo que ya habían hecho otros. Los inventos de Leonardo Da Vinci fueron muchas máquinas modernas desde el submarino, hasta el helicóptero pero esas ideas venían ya de la antigua Grecia, Leonardo no fue pintor, ni escultor, ni inventor ni científico, fue todas estas cosas y en cada arte se servía de las otras, Leonardo da Vinci fue en otras palabras el nombre del renacimiento.

Alejandro Echave