Secretos familiares que someten

Muchas veces los pacientes siente una irrefrenable necesidad de actuar de un modo sin sentido, incluso en ocasiones tienen registro de lo absurdo de pensar, sentir o actuar de un modo determinado, pese a eso no pueden impedir sus pensamientos, sentimientos y acciones. ¿Qué hay detrás de esos impulsos que tanto lo condicionan? Hoy abordaremos los secretos familiares que someten

Secretos familiares que someten




Una limitación, que siendo ajena, nos encarna


- No sé por que soy así
- Siempre me pasa lo mismo
- Intento cambiar y no puedo
- Aunque lo intente no puedo dejar sentirme así
- Todo el tiempo pienso lo peor y termina sucediendo
- Me cuesta confiar en la gente pero nadie me ha hecho nada
- Siento una angustia que me atraviesa pero en realidad no se de donde proviene

Podríamos enumerar una lista extensa de relatos y todos tendrían el mismo resultado. Hay algo que acontece, que no se puede dominar, su origen es desconocido y lo único innegable es el impacto emocional que genera en la persona, limitando sus vínculos, sus proyectos, sus ganas de vivir.

A menudo, los pacientes se encuentran con grandes resistencias en la elaboración de sus conflictos, pero también es cierto, que muchas veces, las personas cargan con mochilas, mandatos, decretos que no le pertenecen de forma directa, sino que han sido asumidos por herencia. Sus antepasados han dejado cabo sueltos, traumas sin procesar, deseos reprimidos, hechos desagradables que por decoro han decidido silenciar. Sin embargo, en su necesidad de ser develados, se transmiten de generación en generación como si fuera un código genético que contiene el tono de piel, la altura, color de ojos, etc.

Es importante que sepa que las costumbres, los miedos, los intereses, las enfermedades al igual que las memorias transgeneracionales conforman un entramado que recorre nuestro árbol familiar como si fuera su propia savia.


Secretos familiares, cuando el silencio ha sido la única salida


Quienes vieron la película Frozen 2 verán lo que puede ocasionar un secreto familiar. Hasta que alguien de la familia no toma la decisión de interrogar la historia de su clan, y hacer algo cuando esta se devela, el silencio es el mejor aliado.

Es importante que sepa, que aquello que ha sido silenciado y ocultado seguirá actuando y sometiendo, porque lejos de desaparecer, con el tiempo ha ido cobrando más fuerzas, más miembros sometidos a la prohibición de hablar al respecto. 

La terapia de la biodescodificación de tu árbol genealógico permite visivilizar algunas situaciones que pese a no ser dichas siguen ancladas en todos los miembros de una tribu. El suceso callado pervive en cada uno de sus integrantes incluso en los novatos que acaban de nacer. 

Nuestros ancestros reclaman desde el más allá que los liberemos del sometimiento del "de eso no se habla" que implica no haber hecho nada para salvar a todo su linaje mientras encarnaron en esta dimensión.


¿Por qué se oculta un suceso en la vida?


Respondemos que un suceso se oculta porque produce dolor  y vergüenza. Se calla para evitar que lastime a más personas, pero lejos de calmar el dolor, el silencio lo alimenta.

Existen temas que suelen provocar silencios familiares. Los más habituales son temáticas relacionadas con el dinero, la sexualidad, el abuso sexuales, abusos de poder, la violencia, temas de pareja, la infidelidad, hijos no reconocidos, hijos extramatrimoniales, problemas de salud tanto del cuerpo como mentales, enfermedades infecciosas, etc.

En este sentido el silencio de una generación se transforma en el destino de otra. En el film Frozen 2, Elsa está destinada a poner fin al encubrimiento que ha sometido y sostenido su familia, para no perder el reinado en su pueblo. Muchas veces las personas desconocen el suceso o los motivos que provocaron el acontecimiento que se ha decidido ocultar, sin embargo son cómplices indirectos que al descubrir la verdad pasan a ser los protagonistas del cambio, para que todo vuelva a estar en armonía. A estas personas se las denomina "personas reparadoras de su árbol genealógico".

Cliquea aquí para trabajar en La reparación de tu árbol


Hablar para sanar, actuar para dejar de repetir


Cuando estamos inmersos en la trama generacional de nuestro árbol tenemos aprehendidos principios y normas a las que les debemos lealtad, aun cuando no estemos de acuerdo con ellos. Si un miembro toma consciencia de ciertas repeticiones que se dan en cada generación dimensionará la importancia de actuar para dejar de repetir. Sigmund Freud expresa que es preciso recordar y elaborar los hechos que se han producido pues si uno los reprime siguen vigentes, pese a estar en el inconsciente estan más vivos que nunca. Lo que no puede ser expresado mediante la palabra simplemente se repite a través de la acción.

De allí la importancia de sanar sucesos que pese a no haber transcurridos en nuestra propia vida, la alteran directamente.  Cuando sanamos nuestro ancestros, también nos sanamos a nosotros y además sanamos a las futuras generaciones de no tener que cargar con los silencios familiares que acaban constituyéndose como decretos personales. 

La película Coco también es un claro ejemplo de como aunque uno niega sus raíces, ellas son parte de uno. La música en la familia de Miguel estaba prohibida, sin embargo su pasión por ella era más fuerte. Miguel no logra empatizar con el mandato prohibitorio familiar acerca de la música puesto que él desconocía que escondía un secreto. Su destino es liberar a su familia de la angustia que gira en torno a la música.

Cuando un paciente expresa sus limitaciones, sus impulsos irrefrenables, sus temores más agudos, hay que indagar en toda su historia personal, y si no se encuentra nada, comenzar a navegar en las historias de sus ancestros, pasando por cada línea genealógica. Los resultados pueden ser muy sorprendentes, sobre todo cuando se descubre que en cada línea hay un miembro del clan que atravesó las mismas circunstancias.

Cada persona tiene la libertad de tomar o no coraje para enfrentar el dolor y la vergüenza, que atraviesa a su familia y de ese modo dejar de repetir, dejar de callar, dejar de temer.


Karmas de vidas pasadas


Uno tiene que sanar su historia, pero también las de su clan. Y como si esto fuera poco, además debe elaborar los traumas, pagar las deudas que sus propias vidas anteriores le dejaron como libreto de su historia de vida actual. 

Brian Weiss en su libro "Muchas vidas, muchos maestros", encuentra que Catherine no responde de manera esperada a la terapia, solo cuando rompe los límites de análisis de su vida actual y se lanza mediante la hipnosis y la regresión hacia la aventura de descubrir sus vidas antepasadas y así logra liberarla de todos sus padecimientos. 

Ahora puede optar porque todo permanezca como está, pero eso hará que el dolor y la vergüenza perduren. Usted en otra vida o alguien en su propia árbol, tarde o temprano, deberá ser valiente para cortar con los invisibles lazos kármicos que aprisionan a todos los miembros de su clan.