Río Ganges sagrado y letal

Millones de seres humanos viven en la costa del río Ganges, un río sagrado pero poco cuidado.

Los creyentes en la religión hindú ven al río Ganges como la Diosa Ganga, quien tiene el poder de otorgar la purificación a las almas. Se cree que bañarse en sus aguas y beberlas, dará a quien lo haga un acceso directo al Nirvana debido a la purificación de su alma en ese acto, sin repetir reencarnaciones. Pero estudios realizados confirman que el río Ganges ya no daría nada de esto. 

Río Ganges



Una trampa mortal para sus fieles


Su nacimiento es en el Himalaya occidental, en el estado indio de Uttarakhand, su corriente es lenta y tranquila durante los 2510 km de su camino atravesando los países de India y Bangladesh. En su desembocadura, el río Ganges, crea junto con el río Brahmaputra el mayor delta del mundo, en el golfo de Bengala. 

El río Ganges simboliza la puerta de entrada al Nirvana o paraíso, por eso a los creyentes no le interesan los seis grados centígrados en promedio de sus aguas, ni el nivel de contaminación de sus aguas. 

Las aguas sagradas del río Ganges son una de las más contaminadas del mundo, pueden producir tifus, hepatitis, disentería, cólera y gastroenteritis aguda, contribuyendo en gran parte a producir una tasa del casi el 40 por mil de mortalidad entre los niños hindúes. 

Quinientas bacterias por cada cien mililitros de agua es una medida segura para darse un chapuzón según datos de la Organización Mundial de la Salud, en oposición, las sagradas aguas del río Ganges contienen la aterradora cantidad de 1,4 millones de bacterias por cada 100 ml. 

Como se contamina el río Ganges


Básicamente la presencia de residuos industriales y cloacales, sumado a la tradición de arrojar los restos de sus muertos al río Ganges lo convierten en un foco de contaminación letal para quienes parecen desoír las advertencias de la gran cantidad de estudios que se han realizado a sus aguas. 

A lo largo de su camino viven cerca de 600 millones de personas, una tercera parte de la población india, las cuales dependen de sus aguas para su supervivencia. Es fuente de agua potable para personas y animales, agua para riego de cultivos, pesca y navegación. Pero sin duda lo que está causando la mayor parte del problema es el vertido de más de 15000 millones de litros de residuos cloacales por año. Los múltiples esfuerzos por limpiarlo parecen ser poco efectivos, se calcula que la capacidad de esta iniciativa no alcanza a cubrir una tercera parte del problema. 

La contaminación del río Ganges


Los afectados


Étnicamente, los pueblos del litoral del río Ganges son de origen mixto. En el centro y oeste de la cuenca, originalmente descendían de una población temprana, posiblemente hablaba lenguas dravidianas o austro-asiáticas, y luego se les acoplaron parlantes de lenguas indo-arias. En tiempos históricos mongoles, turcos, afganos, persas y árabes vinieron del oeste y se mezclaron con ellos. Al este y al sur, especialmente en Bengala, los pueblos que hablan lenguas austro-asiáticas, indo-arias y tibeto-birmanas se han unido a la población a lo largo de los siglos. Los europeos, que llegaron luego, no se establecieron ni se mezclaron significativamente. 

De puro y cristalino a totalmente contaminado


En su origen el río Ganges nace del deshielo de un glaciar, su agua cristalina es de máxima pureza, libre de bacterias. En su sinuoso andar desprende el limo de las rocas que tornan su color cristalino a gris oscuro. 

En su paso por grandes ciudades, fábricas, fincas y hospitales su casi mágica pureza se transforma en cultivo de enfermedades causado por bacterias provenientes de residuos cloacales vertidos sin ningún tratamiento directamente en el río.

La leyenda

Esta cuenta que en la antigüedad el río Ganges, creado por el dios Brahmá fluía por el cosmos mientras que las tierras de India soportaban una sequía nunca antes vivida, un suceso del cual se narran varias versiones propició el fluir del río en la tierra.

Pero como esta caída sería muy abrupta y causaría la destrucción de todo el planeta, Shiva hizo que se derramaran en un principio sobre su cabeza, permitiéndole a sus cabellos suavizar el paso del agua, hasta que se creó el río sagrado en el Himalaya, con un caudal más suave y templado, que redujera el peligro para los humanos.


El peligro de la contaminación

El inconveniente de la contaminación a nivel internacional es un problema de una jerarquía absoluta, se habla mucho de tomar medidas y ejecutar labores que beneficien al medio ambiente pero realmente el desarrollo demográfico sumado a la pasividad de la mayoría de los gobiernos hace que los formidables esfuerzos que hacen sólo algunos sean inútiles.

La mayoría de las grandes civilizaciones del mundo se extendieron junto a los ríos, ya que estos suministran nutrientes para el suelo y lo optimizan para el cultivo, también agua y pasturas para la cría de ganado y proporcionan transporte para las personas. Pero todas estas ventajas se convierten en problemas si no se predice la concentración de población alrededor de estas ciudades.

Según estudios del propio gobierno indio hay en ese país más de cuarenta ríos contaminados con al menos dos metales pesados tóxicos, algunos pueblos y ciudades cuentan con plantas de tratamiento de aguas residuales pero las mismas no dan abasto para la cantidad de habitantes y mucho menos para cuando en ciertas fechas del año se trasladan a ellas miles de creyentes para realizar sus rituales.

Muchas ciudades consideradas sagradas están a la vera del río Ganges (Rishikesh, Prayagraj, Haridwar y Kashi ) pero la realidad es que como pasa con los ríos de muchas otras partes del mundo, el Ganges se ha convertido en una cloaca a cielo abierto.

Durante la festividad anual de Durga Puja, los hindúes pasan cinco días rindiendo culto a las estatuas de la diosa Durga y sus hijos. Luego, cuando acaba el festival, las estatuas se sumergen en el cuerpo de agua más próximo. Se han descubierto niveles elevados de zinc, calcio y estroncio en muestras de agua de un lago que contiene cientos de estatuas de Ganesha y Durga. Esto es sólo un ejemplo, en épocas de lluvia este lago aumenta su nivel y deposita su exceso de agua directamente en el río Ganges.

Hay una enorme contradicción entre la veneración ritual y el trato que se le da al río. Cada acto de fe que se realiza alrededor del río Ganges, deposita en el mismo toneladas de desechos. 

Es necesario que las personas, no sólo los afectados al río Ganges en India, sino todos los que vivimos cerca de algún curso de agua comencemos a tratar nuestra basura con responsabilidad. Soy un convencido de que pequeñas acciones individuales generalizadas logran grandes resultados.

Se creía que el río Ganges tenía poderes curativos, y quizá era así, ya que sus aguas pasaban en su largo camino rozando plantas medicinales, la verdad que hoy en día lo único que recoge a su paso es materia fecal, pesticidas y desechos industriales.

Alejandro Echave

Si te gusto este artículo lo podés compartir en tu redes, yo te recomiendo leer estos: