Todo tiene una oscilación vibratoria

todo tiene una oscilación vibratoria


Las personas oscilamos en una frecuencia determinada y todo, absolutamente todo, material o inmaterial también tiene una oscilación vibratoria ✨



¿Qué es lo que estás haciendo por mejorar la oscilación de tu frecuencia?

El tema está en la forma de elevar nuestra frecuencia vibratoria, particularmente lo que me ha funcionado mejor y ha funcionado a las personas que atiendo son las acciones.

Las acciones son las que de una forma y otra nos van a marcar en definitiva quiénes somos, nos va a definir y esto es sumamente importante porque eso nos ubica en una frecuencia determinada. Entonces tenemos que actuar bien.

A modo de ejemplo, una persona que tiene una frecuencia baja y llama a otra para pelearla, su vibración baja más y hagamos lo que hagamos por intentar ayudarla, no sirve de nada si esa persona no tiene la intención de cambio. 



¿Qué pasa con una persona que vibrando alto recibe una llamada de alguien que tiene una frecuencia baja? 

Si está persona no se engancha a la baja vibración del otro, va a poder elevar su frecuencia, pero insisto no tiene que sintonizar con la oscilación de la persona violenta que la llama, enojándose como espera el sujeto que la llamó. Si la persona logra no caer en las redes de la tasa vibratoria densa, esa persona está mejorando y aprendiendo a elevar su frecuencia vibratoria.

A todos, mis pacientes les marco que puedan pensar diferente. Pensemos mejor, animémonos a pensar diferente. El animarte a pensar diferente ya cambia esa frecuencia. 

Si pensás bien, actuás bien. Si actuás bien, pensás bien. Es decir podemos lograr el cambio a través de una acción pero también a través de un pensamiento. Tus pensamientos y acciones determinan tu frecuencia y hay que animarse a crecer pero con las acciones.

Cuando uno logra elevar su frecuencia vibratoria, cambia también tu sistema inmunológico, tu expectativa, tus sueños y la realidad por supuesto.


¿Cómo podemos registrar que nuestra oscilación vibratoria está bajando?

El tema es aprender a pensar bien para poder actuar bien y, si estoy pensando mal, darme cuenta que estoy haciéndolo y no dejarme atrapar por eso. Hay que aprender a revertir absolutamente todo y empezar a pesar bien más allá de las circunstancias, más allá de las dificultades. Hay gente que está bajando sus defensas en función del pánico que tiene ante la enfermedad que se instaló en nuestra sociedad, y en el mundo.



Los abrazos elevadores de frecuencia vibratoria

Mi frecuencia vibratoria va a elevarse, si el abrazo lo tengo con una persona que tengo un vínculo que realmente me permite el crecimiento, no es cuestión de salir abrazar gente.

En la biodanza, el encuentro con el otro es a partir de la danza. El abrazo es  el punto de encuentro. Pero lo que pasa es que muchas veces, te encontrás con gente que va a limpiarse, a depositar, a sacar toda la porquería que tiene encima y se produce un intercambio energético. Si vos estás con una vibración alta, y te encontrás con alguien que está así, muy probablemente este acabe robándote tu energía. 

Por eso es importante conectar con personas que nos construyan que nos hagan sentir bien.  A veces uno no tiene cerca gente que te ofrezca esta vibración...


¿Siempre tenemos la misma vibración?

Lo importante es saber que la vibración no es constante, es oscilatoria, cambia momento a momento.

Ante determinados temas baja, puede cambiar hasta el humor. Es decir genera un impacto en mi. Por eso tenemos que cuidar que nuestros vínculos sean de vibraciones elevadas.

Es importante que cuando no estamos bien, nos cuidemos y cuidemos al otro. Porque si lo llamamos cuando estamos con una frecuencia vibratoria baja podemos dañar la energía del otro, y si es el otro quien nos llama desde una vibración baja, tenemos que procurar que eso no impacte en nuestra oscilación vibratoria.

Tenemos que aprender a preguntarnos cómo nos sentimos, porque el día puede estar muy lindo para caminar, pero si me siento mal, probablemente si salgo a pasear acabe enfermo, porque mis condiciones no son las adecuadas. Siempre tengo que evaluar no solo si algo es bueno en si mismo, sino también las condiciones adecuadas para realizarlo y las personas indicadas para llevar algo a cabo.


Si te gustó este artículo podés recomendarlo.

Te recomendamos la lectura de: