Tiempo para ser feliz


Tiempo para ser feliz - Vivencias que estimulan

El mundo hoy no da la posibilidad de parar y de destinar un tiempo para ser feliz.

Y medio del caos, obtuvimos un regalo

Y bien, ya han pasado en nuestro país casi 2 meses desde el inicio de este confinamiento y las realidades y vivencias personales son tantas como individuos sobre la faz de nuestra patria, porque cada uno vive esta experiencia según de qué manera le influyen la situación familiar, económica, el lugar geográfico, el clima etc. pero sobre todo las decisiones políticas y de salud del país, provincia y ciudad sobre cómo conducirnos en estos momentos (que se puede y no hacer) generando una crisis de “cambio “en nuestras vidas.


Independientemente de cómo se viva, hay una pregunta que me surge..


¿Que obtuvimos todos?


Todos, absolutamente todos, obtuvimos TIEMPO.


¿Y cuántas veces pensamos o dijimos?



Ah… si tuviera tiempo!


Ojala tuviera tiempo para hacer eso que me gusta y no puedo…


¡Cuánto daría por tener un poco más de tiempo!


¿Les suenan familiares o le hacen ruido estas frases?


Pero este tiempo, si bien en muchos casos está marcado por el miedo a las pérdidas (de trabajo, de ingresos, de contactos, etc.), a la soledad, al no tener o no poder, nos lleva a intentar de todas las formas posibles llenar los espacios del día con algo más que HACER: el vacío puede resultar espantoso y nos arriesgamos a encontrarnos con todas nuestras heridas y dolores emocionales que a través del quehacer diario, el trabajo o las obligaciones, hemos estado ocultando, como la basurita bajo la alfombra.

Tiempo para ser Feliz

¿Y como transitar este tiempo con lo que “podemos hacer”


Porque si bien lo deseábamos para realizar aquello que nos gusta/ría , las limitaciones son muchas. Por eso hoy me voy a enfocar en resaltar esas actividades que han surgido por la abundancia de tiempo, donde hemos sacado a relucir toda nuestras capacidades para transitar el día a día, la creatividad, la práctica de nuevas experiencias, al acostumbramiento a nuevas formas de relacionarnos, de vernos, de sentirnos, otras formas de entretenernos, etc.


Una de las actividades más destacadas está relacionada con la cocina; sumergirnos en la experiencia de preparar el alimento, ya sea aprendiendo a cocinar, probando nuevas recetas o utilizando ingredientes diferentes ha resultado una experiencia muy enriquecedora, que se está usando en algunos casos para entretener/se , enseñar y en no pocos casos como una forma de obtener recursos económicos.


Para otros, incursionar en las artes, la pintura, el tejido, las artesanías, el cultivo de la tierra (aprendiendo a partir de tutoriales de los medios disponibles o de los familiares con quien se comparte la cuarentena) a permitido llenar o usar el tiempo con nuevos conocimientos y experiencias que incluso pueden permitir forjar nuevas formas de sustento de vida y/o encontrar ese talento, capacidad o don ocultos.


Pero lo que más me ha sorprendido es la forma que la comunicación a través de videollamadas ha provocado. Muchos conocidos y amigos me comentan emocionados todo lo que han podido lograr con esta forma de vernos, de expresarnos, de acercarnos a pesar de las grandes distancias, festejar cumpleaños, reencontrarse y acompañar amigos y familia, y en otros casos estudiar, rendir exámenes, incluso recibirse y poder trabajar desde el confort de su hogar, haciendo hincapié de los beneficios que observan (menos gastos en transporte, en comida, pero sobre todo, en el tiempo que ahora utilizan para descansar al no tener que movilizarse). Algo que se utilizaba de manera acotada, ahora es moneda corriente accesible a cualquier ser humano, independientemente de la edad.


Insisto: - ESTO TAMBIÉN PASARÁ!


Y cuando esto termine (espero sea muy pronto) tendremos mucho para contar y recordar, sabiendo que el pasado no vuelve, pero con la conciencia que tuvimos tiempo para ser feliz - un tiempo que depende de cada uno como quiere o quiso aprovecharlo.


Ahora los invito a cada uno de Uds., los lectores, a hacer un análisis de lo que consideran como positivo de “tener tiempo”, aquello que pudo lograr, aprender, incluso animarse a probar. Y si todavía no lo hizo ¿que espera para tener una experiencia que estimule su vida?


Deseo desde lo profundo de mi corazón que sea un tiempo para ser feliz, de mucho aprendizaje y evolución pues creo que la humanidad no ha transitado una experiencia similar… y si nos toca transitarlo, para algo será!


PAZ, AMOR Y BIENESTAR!


Medica Integral