Obras y creencias de Albert Einstein

Albert Einstein, obra y creencias

Albert Einstein nació en Ulm, Alemania, el 14 de marzo de 1879. Se le considera el científico más famoso del siglo XX y es conocido por desarrollar la teoría de la relatividad. Cuando era joven, era muy introvertido, el no comenzó a hablar hasta que tuvo tres años. 


Estaba muy interesado en la música, especialmente el violín, y la ciencia. Algunos historiadores dicen que no fue un buen estudiante. Los problemas financieros de su padre los obligaron a mudarse cerca de Milán, Italia, y Albert abandonó la escuela. Luego, sus padres lo enviaron a estudiar a Aarau, Suiza para completar su carrera y finalmente, en 1896, logró matricularse en física.


Albert Einstein es conocido por sus ideas pacifistas, aunque en 1945, la revista Time lo bautizó como el "padre de las bombas nucleares" y esto se convertiría en el mayor desastre de su vida. En los últimos años de su vida, Einstein, presentó la "Declaración de Russell-Einstein". En su informe, instó a la comunidad científica a unirse contra las armas nucleares para hacer más visibles sus características pacifistas.

Albert Einstein murió en Princeton, Estados Unidos, el 18 de abril de 1955, a causa de una hemorragia interna a la edad de 76 años. El patólogo encargado de la autopsia extrajo el cerebro de Einstein sin permiso para estudiarlo. En 1999 la revista "Lancet" publicó un artículo titulado "Extraordinario Cerebro" del Albert Einstein, es informe, concluia que el lóbulo parietal de Einstein tenía una forma atípica, y a esta conclusión también arribó un estudio realizado por la Universidad de Florida en 2012.

La figura de Albert Einstein sigue siendo objeto de investigación, sus descubrimientos, su ingeniosas frases, su curioso peinado lo han hecho un genio muy  popular.
Hasta acá he contado un poco de su vida, pero que pensaba este genio de temas como la religión, dios, el amor, la reencarnación.

Albert Einstein, la fe del genio. Su creencia en el dios panteista.



En el año 2010 una carta escrita a mano por Albert Einstein en 1954 fue subastada en casi casi $ 3 millones de dolares, la carta de una página y media es conocida como la "carta de Dios".
¿Que dice esta carta para ser tan valiosa?
La misiva está escrita en Alemán y fue dirigida al filósofo Alemán Eric Gutkind, en ella Einstein menciona aspectos sobre su visión de la creencia de los seres humamos.
"La palabra Dios no es más que, para mí, la expresión y el producto de las debilidades humanas, la Biblia es una colección de leyendas honorables, pero aún primitivas, que sin embargo son bastante infantiles".
A partir de estos dichos muchos pensaron que Albert Einstein era ateo, pero esto no era así, el mismo dijo muchas veces que no lo era y que le molestaba que lo rotularan así. En la carta, Einstein, también expresa su desencanto con el judaísmo.

“Para mí, la religión judía, como todas las demás, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío al que pertenezco con gusto y con cuya mentalidad tengo una profunda afinidad no tiene una cualidad diferente para mí que todas las demás personas ”
Según una biografía publicada en 1996, Einstein era devotamente religioso cuando era niño. Pero a la edad de 13 años, "abandonó su fervor religioso acrítico, sintiendo que había sido engañado para creer mentiras".
Dijo que creía en el "Dios de Spinoza"(un dios panteista), refiriéndose a Baruch Spinoza, un filósofo holandés del siglo XVII, "que se revela en la armonía legal del mundo, no en un Dios que se preocupa por el destino y las acciones de la humanidad". .

Albert Eisntein
La fe de Einstein


Las opiniones de Einstein sobre la vida después de la muerte

En otra ocasión, criticó a "ateos fanáticos cuya intolerancia es del mismo tipo que la intolerancia de los fanáticos religiosos".

Albert Einstein argumentó muchas veces que si las personas son buenas solo porque temen el castigo (el infierno) y esperan recompensas (el cielo), entonces lo lamentamos mucho. Este refiere nuevamente al método (el miedo) con que las religiones mantiene a raya a sus devotos.
Cuanto más avanza la evolución espiritual de la humanidad, más seguro me parece que el camino hacia la religiosidad genuina no radica en el amor a la vida, el miedo a la muerte y la fe ciega, sino en la lucha por el conocimiento racional.
"¿Inmortalidad? Hay dos tipos. El primero vive en la imaginación de las personas, y por lo tanto es una ilusión. Existe una relativa inmortalidad que puede preservar la memoria de un individuo por algunas generaciones. Pero solo hay una verdadera inmortalidad, a escala cósmica, y esa es la inmortalidad del cosmos mismo. No hay otro."
Einstein trató a la religión más como una cuestión de reverenciar el misterio del cosmos y tratar de comprender de qué poco somos capaces. Para Einstein la búsqueda de las ciencias naturales era en cierto sentido una búsqueda "religiosa", no religiosa en el sentido tradicional, sino más bien en un sentido abstracto y metafórico. Le hubiera gustado ver a las religiones tradicionales abandonar sus supersticiones primitivas y avanzar más hacia su posición, pero parece poco probable que esto ocurra.

Albert Einstein descubrió la dualidad onda / partícula (que comenzó la mecánica cuántica) al darse cuenta de que la luz era tanto ondas como partículas. Posteriormente, se descubrió que toda la materia y la energía son ondas y partículas. 
Nuestras vidas también son ondas (la vida eterna de nuestras almas) y partículas (vidas físicas individuales en tiempo lineal).

Alejandro Echave

Si te gusto este artículo podes compartirlo y leer este otro: