Una sesión de Tarot Evolutivo

sesión de tarot evolutivo


¿ En que consiste una sesión de tarot ?
La sesión de tarot evolutivo consiste en un espacio que se abre para que las personas puedan tener respuestas a problemas cotidianos de trabajo, de relaciones, de salud, problemas emocionales, dudas o una intuición; para saber si están bien encaminados.
Cada persona llega a una sesión de tarot en forma diferente, porque todo depende de la energía del tarotista y de la energía de la persona que acude a esa sesión. Esa energía va producir el movimiento de las cartas.

Las cartas

Una sesión de tarot evolutivo se realiza con cartas, particularmente trabajo con las cartas Rider. Las cartas están dividas en dos grupos muy importantes: los arcanos mayores y los arcanos menores. Los arcanos mayores son los que marcan fehacientemente las respuestas y el arcano menor el que da las orientaciones hacia lo cotidiano.

Empieza la sesión y se entabla una conversación. Para que a través de ella, la tarotista sepa quien es la persona que está adelante y qué respuestas está buscando. De esa manera uno puedo orientar las tiradas, sobre todo elegir las tiradas ya que hay muchas diferentes. Se trabaja con una pregunta que la persona trae o con las preguntas que van surgiendo de la charla.



¿Qué podemos obtener a través de una sesión de tarot evolutivo ?

Generalmente la persona se va con respuestas o por lo menos caminos abiertos para poder resolver sus conflictos internos y externos. 

El tarot evolutivo trabaja a nivel evolución, entonces la persona se va con tarea para la casa, para trabajar y elaborar el mismo. En estas sesiones se aprende mucho... A veces en una sesión de tarot la persona descubre cosas que ni siquiera sabía que le estaban pasando, o se encuentra con respuestas que le costaba mucho llegar, otras veces ayuda a calmar su ánimo o cambiar su carácter porque empieza a encontrar respuestas a lo que no tenía. Además se pueden saber las fortalezas de la persona y que es lo que la estaba bloqueando, de esa manera trabajando sobre sus fortalezas y debilidades se puede lograr el equilibrio emocional.

¿ Cuánto dura una sesión de tarot ?

Regularmente dura 45 minutos pero puede extenderse a una hora o un poco más. Todo depende del diálogo que se llegue a formar entre las cartas, la persona que acude al encuentro y la o el tarotista. 
Para saber que es una sesión de tarot te invito a que puedas acudir a una de ellas, ir con alguna pregunta concreta y "te vas a sorprender de los mensajes que te van a dar las cartas del tarot".