El arte de amar y agradecer.

amar y agradecer

AMAR Y AGRADECER - UN ARTE DE TODOS LOS DÍAS
Dice Deepak Chopra, "la felicidad es difícil de alcanzar y todavía más difícil de explicar, pero si queremos experimentar el bienestar –felicidad general y buena salud- el cerebro debe enviar mensajes positivos en vez de negativos"

Las células requieren mensajes positivos para sobrevivir, así que definamos lo positivo como un estado de qualia (calidad). Si la calidad de nuestra vida mejora con frecuencia, lo visible, los sonidos, los sabores y las texturas estarán en constante cambio, pero en vez de ser una mezcla caótica, habrá tendencia al bienestar.

Cada uno de nosotros tiene el poder de crear y conservar el BIENESTAR!, sabiendo que el “control existe en el interior”

Teniendo en cuenta que como mamíferos, somos seres gregarios, que conformamos manadas o clanes, que necesitamos vernos, sentirnos, olernos y percibirnos, al estar sometidos a este “aislamiento social”, donde se nos ha "privado de las emociones” que surgen del abrazo, del contacto físico, de la visión y percepción de ambiente agradables, del degustar esa charla tras un mate o café, de saborear la comida de la abuela/o o de ese bar o restaurante al que concurría cotidianamente, esa rutina de domingo de juntarse en familia, esas prácticas de deportes o encuentros con amigos, la rutina de la escuela, etc, esa felicidad, parece desvanecerse día a día y aparecen los fantasmas de la tristeza, la angustia, la desesperación, la abrumadora y temida soledad, con la sensación que tenemos toda la vida y proyectos alterados, detenidos y postergados quedando en estado de vacío e impotencia, sintiendo biológicamente que los mecanismos de supervivencia están en su máxima expresión (tener alimento, un techo, etc.) se han transformado en nuestra prioridad, a todos le recuerdo esta frase de un cuento… “esto también pasará

Para evitar o disminuir esos limitantes sentimientos que están apoderándose de nuestra vida, los invito intentar cambiar la percepción, mirando hacia adelante, hacia el futuro y para ello, lo primero es armonizar el Cuerpo y el Espíritu con sabiduría, con el fin de transmutar la Energía, llenando nuestras neuronas de mensajes positivos

Las fuentes de buena energía son AMAR y AGRADECER.

¿Y como podemos hacerlo?




EL AGRADECIMIENTO:

Agradecer es ser un” todo” es el comienzo y el final de toda petición.


Agradecer cada día despertar, estar sobre una cama cómoda, tener abrigo y ropa, poder desayunar, poder ver todo lo que te rodea, lo que te sucede cada día, ya sea porque fue bueno y aprendí positivamente o si tuve alguna experiencia que considero “negativa” para ver que me aportó crecer y/o evolucionar. No olvidar agradecer antes de dormir

Se puede hacer un lista de todo lo que “ ya tenemos “ (bienes materiales, personas que hacen mejor nuestras vidas, experiencias, logros, etc.). Cuando uno acepta lo que tiene y lo valora en su justa medida, se avanza hacia más. También podemos agradecer de antemano aquello que deseamos, lo que vendrá (escribirlo) y con ello estaremos cargando de energía positiva nuestra creación de futuro, recordando que “tu mente crea tu realidad”. Si lo releemos estaremos potenciando nuestra energía para lo que quiero, que suceda.

Tenemos que practicar el agradecimiento verdadero por todo y hacia todo. Nos permite a vivir en unidad con las vibraciones más altas del universo.

EL AMOR:

Cuando nos amamos a nosotros mismos podemos amar a los otros… lo dijo el maestro Jesús “Ama a tu prójimo como a ti mismo”…

Para elevarnos en esta vibración podemos buscar la mejor versión de nosotros mismos. Hacer una lista de nuestros valores, talentos, virtudes, capacidades, eso que nos destaca, escribirla y proponernos actuar en esa versión… sacarnos los rótulos (soy malhumorad@, soy violent@, tengo ira, no aguanto tal cosa, etc).

Si a eso puedo sumarle una experiencia de “amorosidad” vivida personalmente y mentalmente transportarnos a ese momento, vernos en la situación, donde y con quien estábamos, que nos dijimos mentalmente y donde lo experimentamos en el cuerpo… conectarnos con ese sentir y permitir que se expanda, impregnarnos y dejar que se apodere de todo nuestro ser.

El Amor es la energía de mayor vibración en el Universo, nada puede contra ella, el que desea tener “Amor” tiene que comenzar por “Ser Amor”. Si hago una comida, la hago con amor, si ayudo a mis hijos en sus tareas, lo hago con amor, si aprendo algo para no aburrirme, lo hago con amor, si llamo a mis seres queridos transmitir amorosidad en mis comunicaciones, etc. Cada uno sabrá de que manera puede potenciar su amor que nos ayudará a transitar este tiempo.

...Prontamente saldremos de esto!

Y en este tiempo de aislamiento y aprendizaje debemos salir al mundo como mejores personas, en nuestra mejor versión, el “YO SOY”, fortalecidos, conscientes del poder que cada uno tiene, valorando lo “único, irrepetible y sagrado” que somos!


Fuentes bibliográficas

Chopra Deepak & Tanzi Rodolph E. (2013) Supercerebro. Bogotá: Editorial Grijalbo
Gil Inés. (2014) Vivir : una aventura para el alma. Buenos Aires: Editorial Dunken





Si te gustó este artículo puedes compartirlo.
Te recomendamos la siguiente lectura: